CÓMO CALCULAR EL WACC

El WACC es una herramienta valiosa para evaluar proyectos de inversión y para evaluar el valor de una empresa. A través de él es posible tomar decisiones financieras con mayor conocimiento para asegurar el valor de una empresa y cumplir con sus objetivos. A continuación desarrollaré los aspectos básicos del WACC que te ayudarán a comprenderlo y a usarlo mejor.


Para entender mejor el WACC empecemos con lo siguiente. Supongamos que vas a crear una empresa y para ello tendrás que adquirir una serie de activos tales como equipos, maquinas, muebles, y otros, por un valor de US$10,000. Este monto podrías financiarlo todo con recursos propios o también todo con financiamiento bancario, o con una mezcla de los dos.

Finalmente decides que vas a financiar el inicio de tu negocio con financiamiento bancario y propio, de la siguiente manera: US$ 7,000 con un préstamo bancario y US$ 3,000 con recursos propios (tuyos y de tus socios), de tal manera que se configura el siguiente estado de situación financiera:


Por otra parte, el costo del financiamiento bancario (tasa de interés bancaria)  es del 16%, el costo de financiar los recursos propios o COK (costo de oportunidad de capital) es del 20%, y la tasa de impuesto a la renta es del 29%.

El COK es la tasa de rentabilidad mínima que los accionistas esperan obtener por haber invertido en el negocio y corresponde a la rentabilidad que están dejando de ganar por invertir en otro negocio de similar riesgo.

¿Qué es el WACC?

El WACC, de las siglas en inglés Weighted Average Cost of Capital, también es denominado Costo Promedio Ponderado del Capital (CPPC).

En términos conceptuales:

El WACC es la tasa de descuento que se utiliza para descontar los flujos de caja futuros y generar el valor presente, cuando se trata de analizar un proyecto de inversión.

También se refiere al nivel de rentabilidad mínimo que se exige para un proyecto de inversión o la valla de rentabilidad para crear valor para los accionistas. 

En términos matemáticos:

Es el promedio ponderado del costo de la deuda financiera después de los impuestos y del capital propio. La deuda financiera se refiere a al endeudamiento con terceros (deuda bancaria por ejemplo) y el capital propio se refiere a las aportaciones de los socios, emisión de acciones, participaciones o fondos propios en general.

 ¿En qué se utiliza el WACC?

  • Se utiliza como tasa de descuento para evaluar oportunidades y proyectos de inversión, calculando el VAN (valor actual neto). Inversiones tales como en un nuevo negocio, fusiones y adquisiciones, etc.
  • Se utiliza como valla de rentabilidad que la firma debe superar para crear valor para los accionistas. Si la rentabilidad es mayor a la WACC, entonces la empresa está generando valor para los accionistas. De esta manera el WACC marca las líneas de actuación que ha de seguir la dirección de la empresa a fin de aumentar el valor de la misma en el tiempo.
Diferencia entre el WACC y el COK

El COK, Costo de Oportunidad de Capital, se refiere al costo del capital propio, y es la tasa de rentabilidad mínima que los accionistas quieren obtener por haber invertido en un proyecto o en la empresa y corresponde a la rentabilidad que están dejando de ganar (y de ahí el término costo de oportunidad) por invertir en otro proyecto o empresa de similar riesgo.

Entonces, de acuerdo a lo anterior, el WACC es el promedio ponderado del costo de la deuda y del COK; y por lo tanto, el COK es un elemento del WACC. 

En el caso que el financiamiento del proyecto sea solamente con recursos propios, el WACC será igual al COK; así, ambos van a constituir la tasa de descuento del proyecto.

Elementos del WACC

El WACC comprende dos elementos: El costo de la deuda financiera e impacto fiscal, y el costo del capital propio. 

a)    Costo de la deuda financiera e impacto fiscal

El costo de la deuda financiera es la tasa de interés que cobra el banco por el préstamo otorgado.

Como en nuestros países las empresas tienen que pagar el impuesto a la renta al Estado, este costo tiene impacto en el costo de la deuda financiera por causa del efecto fiscal de los intereses que se paga por dicha deuda. Este impacto fiscal reduce el impuesto a la renta que se paga, al considerar los pagos de intereses como deducibles de impuestos. Entonces, menor renta imponible se traduce en menores tributos a pagar.

Por tal razón se debe incorporar este efecto fiscal en el costo de la deuda financiera, y se realiza multiplicando el componente de costo de la tasa de interés por el factor (1 – tasa impuesto renta).

b)    Costo del capital propio

Es la rentabilidad anual que los socios le exigen a la empresa por ser “dueños” de la misma (materializada como pago de los dividendos y aumento de precio de las acciones en el tiempo), y es el COK.

El costo del capital propio se calcula utilizando el modelo  CAPM (Capital Asset Pricing Model) o de fijación de precios de activos de capital.

Consideraciones para calcular el WACC


  • La deuda financiera de la empresa debe ser la suma de las deudas a corto plazo y a largo plazo.
  • La deuda financiera y las aportaciones de los socios deben tomarse a valor de mercado y no a valores contables.
  • Sólo se consideran a los activos permanentes, también conocidos como activos estructurales o de largo plazo. De acuerdo a lo anterior, todos los pasivos espontáneos deben ser eliminados, entre los que tenemos las cuentas por cobrar, los sueldos y salarios por pagar, y los impuestos por pagar. En general, eliminar todos los pasivos que no tengan costos financieros.
  • Si existen diversos costos en la deuda financiera, obtener un promedio ponderado.
  • Se supone que la estructura de capital se mantiene constante, por lo que no contempla la posibilidad de que en el futuro la empresa reduzca o aumente su nivel de endeudamiento.
Fórmula para calcular el WACC

La fórmula para calcular el WACC es:



En la fórmula:

DF: Valor de la deuda de la empresa
CP: Valor del capital propio
i: Costo de la deuda financiera (tasa de interés)
t: Tasa de impuesto a la renta
COK: Costo de oportunidad de capital (de las aportaciones de los socios)

Ejemplo de cálculo del WACC

Siguiendo el ejemplo inicial, tenemos que los valores de los diferentes elementos de la formula son los siguientes:

DF: Valor de la deuda de la empresa = US$7,000
CP: Valor del capital propio (patrimonio) = US$3,000
i: Costo de la deuda financiera (tasa de interés) = 20%
t: Tasa de impuesto a la renta: 29%
COK: Costo de oportunidad de capital (de las aportaciones de los socios) = 16%

Aplicando la fórmula, tenemos que:

Y obtenemos el siguiente resultado:

WACC = 14.74%

Interpretación del WACC

Un WACC del 14.74% significa que el proyecto tiene que rendir no menos de 14.74%, o que la empresa debe superar esa valla de rentabilidad para crear valor para los accionistas.

Estructura de capital y WACC óptimos

Un aspecto importante para los dueños del negocio es el análisis de la estructura óptima de capital y el WACC óptimo del proyecto o empresa.

En primer lugar debemos tener presente la diferencia que existe entre los acreedores financieros y los accionistas o propietarios del negocio. Dos aspectos muy importantes:

1.    El pago de los intereses a los acreedores financieros es deducido de la base imponible (impuesto a la renta).
2.    El pago a los accionistas o dueños se hace después de haber pagado el impuesto a la renta.

Con estos conceptos, entendemos que una empresa siempre va a tratar de optimizar su carga fiscal, buscando pagar menos impuestos, pero asumiendo una deuda mayor.

La deuda financiera tiene ventajas y desventajas. Las ventajas son dos: la primera es que aumenta la rentabilidad para los accionistas y la segunda es que reduce la base impositiva y se pagan por lo tanto menos impuestos. La principal desventaja es que a mayor deuda hay un mayor riesgo financiero (el principal riesgo es que la operación financiada no salga bien y la empresa termine siendo insolvente).

Veamos un caso ejemplo. Supongamos que una empresa solo tiene capital propio, y por tanto solo un costo de la financiación, en ese caso el WACC = COK. Si vamos sustituyendo capital propio por deuda financiera, el costo promedio total irá disminuyendo, ya que el costo de la deuda es menor, resultando que el promedio (el WACC) será menor.

Sin embargo, llegará un momento en el que sustituir deuda financiera por fondos propios ya no será tan rentable, porque el riesgo financiero habrá ido aumentando y eso repercutirá directamente en el costo de capital y en el costo de la deuda. Lo que aumentará el WACC.

Considerando estos conceptos, la empresa deberá analizar cuál es la estructura óptima de capital propio y deuda financiera, teniendo presente que:

·         A mayor WACC, menor valor de empresa.
·         A menor WACC, mayor valor de empresa.  

Herramienta Excel para calcular el WACC

He preparado una hoja Excel para que calcules con facilidad el WACC. Puedes descargarlo haciendo clic aquí o en la imagen.



Si este post te fue útil escribe un comentario; y si tienes interés en algún tema específico, puedes sugerirlo y escribiré un post al respecto. Escríbeme y te responderé!

CÓMO CALCULAR EL CAPITAL DE TRABAJO PARA UN NEGOCIO NUEVO



Cuando una empresa inicia sus operaciones necesita un capital inicial, el cual tiene tres componentes: activo fijo, activos intangibles y capital de trabajo. Una inquietud que tienen los emprendedores es saber cómo calcular o determinar el capital de trabajo para su nuevo negocio, y este es el tema que trataré a continuación.

Qué es el capital de trabajo

Cuando el negocio comienza a operar por primera vez, mientras produce, cobra y vende, pasan días o semanas o meses hasta recibir los ingresos por las ventas. En ese tiempo el emprendedor necesita capital de trabajo; es decir recursos para atender las necesidades del flujo de caja, para comprar la materia prima e insumos, para pagar las remuneraciones, el alquiler del local, y efectuar todos los gastos necesarios para que el negocio funcione. Sin dichos recursos la empresa simplemente no podrá operar.

El capital de trabajo es un presupuesto inicial necesario para realizar las operaciones cotidianas antes de obtener ingresos suficientes que sirvan para cubrir los egresos.

Es necesario mencionar que muchas veces los emprendedores inician su negocio aportando materiales o insumos, y estos valorizados formarán parte del capital de trabajo.

En general, entre otros, los recursos del capital de trabajo servirán para pagar los siguientes gastos:

-          Remuneraciones del personal
-          Materias primas e insumos
-          Agua, electricidad
-          Alquiler local
-          Teléfono
-          Internet
-          Seguros
-          Comisiones
-          Publicidad
-          Otros


Métodos para calcular el capital de trabajo

De acuerdo a mi experiencia, existen tres métodos para calcular el capital de trabajo para un nuevo negocio: El método contable, el método del período de desfase y el método del déficit acumulado máximo. Vemos cada uno de ellos:

El método Contable

Con este método se proyectan los niveles promedios del activo corriente o circulante y del pasivo corriente o circulante y calcula la inversión en capital de trabajo como la diferencia entre ambos.

El capital de trabajo (CT) es igual al Activo Corriente menos el Pasivo Corriente



Activo Corriente = caja + cuentas por cobrar + inventarios

Pasivo Corriente = créditos bancarios de corto plazo + deudas con proveedores + otras cuentas por pagar de corto plazo

Se considera el período desde que se compra la materia prima hasta que se realiza la cobranza de las ventas de los productos.

Ventajas:
  • Permite hacer un cálculo más rápido, siempre y cuando se trate de negocios sin estacionalidades o estacionalidades no marcadas o muy notorias.
  • Facilidad de cálculo, cuando se tiene la información.

Desventajas:
  • Se tiene que definir previamente un plazo para calcular el capital de trabajo. Por ejemplo un año, y es poco probable que justamente tengas la necesidad de capital dentro de un año. Lo más probable es que necesites el capital de trabajo en el mes 5 o 6 o 9, en fin, en otro mes; con lo cual no servirá el método.
  • Toma en cuenta el gasto promedio diario en un período de un año, información complicada de obtener
  • No toma en cuenta las estacionalidades. En la mayoría de los negocios existen estacionalidades y un promedio oculta dichas estacionalidades. Por lo tanto el resultado que se obtenga del cálculo no será realista. Puede llevar a error.
  • Las limitaciones que tiene este método para hacer una proyección confiable hace que se use principalmente en estudios a nivel de perfil o pre-factibilidad, en el cual no se requieren cifras (proyecciones) muy confiables.
  • Depende de la calidad de la información fuente.
  • Es necesario conocer cómo se gestionan los activos y pasivos corrientes


El Método del Período de Desfase o Ciclo Productivo 

El período de desfase es el tiempo que transcurre entre la ocurrencia de los gastos y la de los ingresos. Es decir, desde que el emprendedor hace el primer pago por las materias primas para producir los bienes hasta que recibe el pago por la venta de los productos que le permitan cubrir sus gastos.

En este método el Capital de Trabajo es la cantidad de recursos que se necesita para financiar los gastos durante el período de desfase.

La fórmula para calcular el Capital de Trabajo es la siguiente:



Gpd:   gasto promedio por día

n:        número de días estimados que comprende el período de desfase.

Ventajas:
  • Considera el ciclo productivo
  • Permite hacer un cálculo aún más rápido, siempre y cuando se trate de negocios sin estacionalidades o estacionalidades no marcadas o muy notorias.
  • Facilidad de cálculo, cuando se tiene la información del gasto promedio y el número de días.

Desventajas:
  • Dificultad para calcular el período de desfase por ser un nuevo negocio y no contar con información.
  • Depende de la calidad de la información fuente. Considera el gasto promedio diario y obtener esta información es complicada.
  • No toma en cuenta las estacionalidades. En la mayoría de los negocios existen estacionalidades y un promedio oculta dichas estacionalidades. Por lo tanto el resultado que se obtenga del cálculo no será realista. Puede llevar a error.



Método del déficit acumulado máximo

Es el más exacto de los tres disponibles para calcular la inversión en capital de trabajo, al determinar el máximo déficit que se produce entre la ocurrencia de los egresos y los ingresos. A diferencia del método anterior, considera la posibilidad real de que durante el periodo de desfase ocurran tanto estacionalidades en la producción, ventas o compras de insumos como ingresos que permitan financiar parte de los egresos proyectados. Para ello, elabora un presupuesto de caja donde detalla, para un periodo de 12 meses, la estimación de los ingresos y egresos de caja mensuales.

A diferencia del flujo de caja del proyecto, que se elabora para periodos generalmente anuales, aquí deben incluirse egresos que suceden durante el año; por ejemplo, los pagos provisionales mensuales de los impuestos o el IVA, que, como se verá más adelante, no siempre se incluyen en la proyección de los flujos de caja.

Ventajas
  • Es el método más preciso
  • Considera la estacionalidad

Desventajas
  • Requiere mucha información
  • Requiere mucho trabajo

A continuación desarrollaré al detalle este método utilizando un ejemplo práctico.



Pasos para calcular el capital de trabajo para mi nuevo negocio con el Método del déficit acumulado máximo

Para que el cálculo sea más práctico seguiremos los pasos aplicándolo al negocio de restaurante de mi artículo sobre el capital inicial. En este caso las ventas son al contado y los pagos también. 

Paso 1: Elaborar el flujo de caja mensual para el primer año

El capital de trabajo se determinará elaborando el flujo de caja mensual para el primer año del negocio, de preferencia en Excel. Al hacerlo calcularemos los saldos mensuales, como observamos en la tabla siguiente:


Una vez obtenidos los saldos mensuales se analizan si son positivos o negativos. En la tabla observamos que los saldos son negativos en los primeros 7 meses, desde enero hasta julio; y a partir de agosto son positivos.

Estos resultados nos indican con claridad que durante los primeros 7 meses los ingresos no serán suficientes para cubrir los egresos totales y por ello se necesitará liquidez para cubrir los gastos de esos meses.

La pregunta que surge de inmediato es: ¿cuánto se necesita de liquidez para cubrir los 7 meses de saldos negativos?


Paso 2: Calcular los saldos acumulados mensuales

Para conocer la cantidad de dinero que se necesitará para cubrir dichas necesidades se debe calcular los saldos acumulados mensuales hasta cubrir los saldos negativos; es decir hasta lograr tener saldos positivos, como se muestra a continuación.


Lo que se ha hecho es acumular mensualmente todos los saldos negativos; es decir hasta el mes 7 (julio).

Paso 3: Identificar el déficit acumulado máximo

En el cuadro anterior observamos que en el mes de julio el saldo negativo o déficit acumulado total es de S/. 76,155. Este monto es el déficit acumulado máximo en el flujo de caja y es la cantidad que se necesita para que el negocio funcione sin problemas en los 7 meses.

La cantidad de S/. 76,155 es el capital de trabajo que se requiere para iniciar el negocio. Para el ejemplo preferimos redondear la cifra a S/. 80,000, y lo incluiremos en el flujo de caja.


Paso 4: Calcular los saldos incluyendo el capital de trabajo

Al incluir el capital de trabajo de S/. 80,000 obtendremos nuevos saldos mensuales, que como observamos en el nuevo flujo de caja son positivos en todos los meses.



Los S/. 80,000 sirven para financiar las operaciones en los 7 primeros meses y cubrir los déficits de caja mensuales. Este monto se utiliza mes a mes y por ello disminuye mes a mes hasta llegar a S/. 3,845 en Julio, manteniendo siempre saldos positivos. De esta manera el negocio puede funcionar y mantener la continuidad de sus operaciones.

Un detalle importante a considerar, y quizás lo has pensado, es que los S/.80,000 se mantendrán en caja durante 7 meses; y puede no ser conveniente por el costo financiero (interés) que implicaría tenerlos. Por ello, dependiendo de cada  caso particular, dicho monto se podría inyectar al negocio en dos partes (por ejemplo S/. 24,000 para los tres primeros meses y después S/. 56,000 para los cinco meses restantes), o en tres partes o más. 

CONCLUSIÓN:

  • El mejor método para calcular el capital de trabajo para iniciar un negocio es el de déficit acumulado máximo.
  • Con este método lo que se hace es calcular el capital de trabajo de tal manera que los saldos mensuales finalmente sean positivos, y de esta manera la empresa no tendrá problemas de recursos y evitará el riesgo de paralización de las operaciones.
  • La herramienta adecuada para elaborar el flujo de caja es Excel.





COMO CALCULAR EL CAPITAL INICIAL PARA INICIAR TU NEGOCIO



Si estás pensando en emprender tu negocio propio una de las primeras preguntas que te asaltará será: ¿Cuánto dinero necesito? ¿Tengo dinero suficiente para lanzarme a ello? ¿Qué colchón de dinero necesito? Y es que realizar el cálculo del capital inicial o inversión inicial puede ser complicado. A continuación te enseñaré a calcularlo.

Admiro la fuerza de voluntad y el deseo de triunfar que tienen los emprendedores al decidir iniciar su negocio propio y hacer muchas cosas para hacer realidad sus sueños. En realidad esta decisión es el primer paso camino al éxito con su negocio. Se requiere planeamiento y una buena administración del negocio desde el primer momento y durante toda la vida del negocio.

Para iniciar tu negocio necesitas elaborar tu plan de negocio, y uno de los temas importantes de dicho plan es que calcules el monto de capital necesario para crear tu negocio y para ponerlo en funcionamiento.

La mayoría de los emprendedores no hace una estimación sobre la cantidad de dinero necesaria para iniciar su negocio o subestima la cantidad que necesita. Muchos piensan que con un poco de dinero y trabajo duro lograrán el éxito, y eso no es así para la gran mayoría. La mayor parte de los emprendedores novatos tienen una idea muy aproximada, pero a la vez muy distante de la realidad, de la cantidad de capital que requieren para iniciar su negocio y llevarlo hasta que se mantenga por sí mismo.

El cálculo y la presentación del capital inicial se encuentran en el acápite Inversión inicial del Plan Financiero.


Qué es el capital inicial

El capital inicial se conoce también como inversión inicial. Son los recursos, dinero y bienes, que necesitas para comenzar tu negocio. También es la cantidad de dinero en efectivo que debes tener para comprar y pagar por todo lo que necesitas antes del lanzamiento de tu negocio y para que el negocio funcione durante los próximos meses o el tiempo que sea necesario hasta que los ingresos sean mayores que los egresos. Este dinero servirá para comprar las máquinas, equipos, muebles y pagar otros costos como materias primas, alquiler, pago al personal, etc.

Para muchas personas su capital inicial es solamente dinero, para otros son bienes y dinero y para algunos pocos solamente bienes, tales como máquinas, muebles, insumos y otros.

Importancia del capital inicial

El capital inicial es muy importante porque sin él no podrás iniciar tu negocio o si inicias con capital insuficiente tendrás problemas en poco tiempo y lo más probable es que tengas que cerrar tu negocio por ello.

Componentes del capital inicial

Todos los recursos que se necesiten para iniciar el negocio estarán destinados a cualquiera de los tres siguientes rubros, que son los componentes del capital inicial:

  • Activo fijo
  • Activos intangibles
  • Capital de trabajo
Activos fijos

Es el conjunto de bienes tangibles que no son objeto de transacciones y que en la mayoría de los casos no cambian de forma física a lo largo del ciclo productivo. Por lo tanto son bienes duraderos indispensables por las empresas para productor bienes y servicios. Se llama fijo porque la empresa no puede desprenderse fácilmente de él, pues se ocasionarían problemas en su funcionamiento. Generalmente se utilizarán en el proceso de transformación de los insumos o que sirvan de apoyo a la operación normal del proyecto. Estos generalmente sufren depreciación física.

Comprende:
  • Terrenos
  • Obras civiles
  • Local e instalaciones de agua, electricidad, y otros.
  • Equipamiento. máquinas y equipos: de producción y de administración y ventas
  • Mobiliario, muebles: de producción y de administración y ventas
  • Equipos de cómputo
  • Utensilios, utillaje, herramientas
  • Vehículos
Activos intangibles (pre-operativos)

Como su nombre lo indica, es un activo no tangible, por tanto, de naturaleza inmaterial. Se tiene en cuenta en la contabilidad porque posee la capacidad de generar beneficios económicos futuros que pueden ser controlados por la empresa. Estos activos no se deprecian, no tienen plazo de vida útil.

A continuación ejemplos de activos intangibles:

  • Gastos de constitución y formalización del negocio
    • Registros de marcas y patentes
    • Gastos de constitución y formalización del negocio
    • Gastos por obtener licencias, permisos y autorizaciones para operar
  • Gastos legales
  • Gastos por asesorías y consultorías
    • Asesorías legales
    • Asesorías en negocios
    • Consultoría en elaboración y proyectos y planes de negocio
    • Otras consultorías
  • Gastos de capacitación y entrenamiento del personal
  • Gastos de inauguración
  • Gastos de transporte y movilidad del personal.
  • Gastos de alquiler del local.
  • Gastos de Marketing
    • Gastos por estudios de mercado de clientes y proveedores.
    • Gastos de marketing y promoción de un nuevo producto.
    • Diseños varios: logotipo, marca, website
    • Elaboración de video institucional
  • Gastos dedicados a convencer a potenciales inversores para que participen en un proyecto determinado.
Capital de trabajo 

Son los recursos que se requieren para atender las necesidades del flujo de caja para que el negocio comience a funcionar. Es decir para que empiece a comprar, producir, vender y cobrar. Para pagar las materias primas e insumos, al personal, el alquiler, el agua, la electricidad, el teléfono, etc.

El capital de trabajo es un presupuesto inicial necesario para realizar las operaciones cotidianas antes de obtener ingresos suficientes que sirvan para cubrir los egresos.

Es necesario mencionar que muchas veces los emprendedores inician su negocio aportando materiales o insumos, y estos valorizados formarán parte del capital de trabajo.

Los recursos del capital de trabajo servirán para pagar los siguientes gastos:

  • Gastos de producción
    • Remuneraciones del personal
    • Materias primas e insumos
    • Agua, electricidad
    • Otros
  • Gastos administrativos
    • Remuneraciones del personal
    • Alquiler local
    • Teléfono
    • Internet
    • Seguros
    • Otros
  • Gastos de marketing
    • Remuneraciones del personal
    • Comisiones de vendedores
    • Publicidad
    • Otros

Consideraciones que debes tener en cuenta antes de calcular el capital inicial

Errores de los emprendedores con el capital inicial
Existen dos grandes errores que cometen los emprendedores con respecto al capital inicial: no hacen un cálculo riguroso y exacto, e inician con un monto insuficiente.
Cálculo poco riguroso
Generalmente los cálculos que hacen los emprendedores son incompletos y no incluyen varios aspectos el negocio en los que se necesita invertir.
Esto sucede porque hacen los cálculos a la ligera, pensando que solamente son importantes las máquinas y equipos y dejan de lado muchos otros ítems de inversión.
Por ejemplo no consideran el capital de trabajo, que es necesario para mantener operativo el negocio. También olvidan de los costos de refacción o arreglos que se deben hacer al local. Y así, podría seguir mencionando varios aspectos más.
Iniciar con capital insuficiente: sobrestimar las ventas y subestimar los gastos.
Los emprendedores son demasiado optimistas en sus estimados de ventas y además no hacen cálculos realistas y omiten varios gastos, y confían en que a la empresa le irá tan bien que podrá autofinanciarse en poco tiempo. Y la realidad es que pasarán muchos meses o varios años para generar liquidez suficiente. Por ello, un capital insuficiente puede condenar al fracaso un buen negocio al poco tiempo de iniciar. Muchísimos negocios con potencial para tener éxito nunca llegan a hacerlo porque se quedan sin dinero al inicio. Sus gastos de caja exceden el dinero que reciben a través de las ventas.
Conozco muchas experiencias de emprendedores que comenzaron con capital insuficiente y al cabo de pocos meses se vieron obligados a cerrar sus negocios porque no tenían más dinero para asumir los diferentes gastos que se necesitaban.
Por ejemplo tienen dinero para los gastos de un mes o un poco más pensando que en ese tiempo obtendrán ventas suficientes para pagar los gastos, cosa que generalmente no sucede así. Los negocios tardan en obtener ventas suficientes para que los ingresos sea mayores que los gastos, y para este tiempo que es crítico necesitarás capital.
Si no tienes suficiente efectivo para cubrir las necesidades financieras mientras estás esperando que las ventas logren el punto de equilibrio, entonces deberás encontrar la manera de conseguir más dinero o cerrar el negocio.

Lo que llama la atención seriamente es que los emprendedores cometen los errores anteriores, pero no saben que lo están cometiendo. Generalmente los emprendedores simplemente hacen lo que hacen otros y por ello les va mal.

Es necesario efectuar un cálculo realista y preciso

Calcular con precisión el capital necesario y considerando todos los detalles al mínimo para iniciar la empresa es fundamental, ya que no poseer capital suficiente puede causar serias dificultades a la empresa para tener un buen inicio, y lo peor es que puede hacer que la empresa no tenga cómo subsistir y simplemente tenga que cerrar. Con estimaciones cuidadosas basadas en supuestos válidos, las posibilidades de déficits y de problemas se reducen.
Si piensas iniciar tu negocio pensando que puedes empezar con poco y en un mes o en poco tiempo tendrás ingresos mayores a los gastos, estás cometiendo un serio error. Mejor no inicies el negocio y espera a tener los recursos necesarios; y  mejor aún, aprovecha ese tiempo para prepararte en aprender a administrar tu negocio.
En realidad necesitas recursos para dos etapas importantes del inicio de tu negocio:
Etapa 1: Para construir, armar, organizar e implementar el negocio. Antes del arranque.
Etapa 2: Para arrancar el negocio, para que funcione el negocio.
A parte de los gastos para la primera etapa, mi recomendación es que para la segunda etapa tengas reserva de dinero para varios meses de operación del negocio, generalmente tres meses, tiempo que considero razonable para conseguir clientes e ingresos mayores a los egresos. No quiere decir que necesariamente debes tener los recursos en efectivo o en caja o en el banco; sino la seguridad que cuando lo necesites lo tendrás; por ejemplo con una línea de crédito abierta en el banco, o que alguien te preste el dinero inmediatamente cuando lo necesites.


Margen de seguridad para cubrir imprevistos

Una vez que hayas calculado el monto total de inversión inicial para iniciar tu negocio, no cometas el error de la mayoría, y pensar que este monto es inamovible y que no necesitarás más. La experiencia nos enseña que siempre gastamos más y aparecen sorpresas que son los llamados imprevistos, y por ello debes considerar un margen de seguridad. Este margen sirve para cubrir imprevistos, tales como materiales no considerados previamente, incrementos de precios, errores en la medición, errores en las cantidades, roturas y quiebras de piezas o hasta accidentes.

El margen de seguridad que generalmente se utiliza es entre el 5% y 10% del valor de la inversión total. De esta forma el emprendedor no será sorprendido al verse sin capital inicial necesario para iniciar su negocio.


Es muy importante que tengas un "colchoncito" que amortigüe los posibles imprevistos: es mejor prevenir que curar.



Pasos para calcular el capital inicial 


Para que el cálculo sea más práctico seguiremos los pasos aplicándolo a un negocio de restaurante.

Paso 1: Calcular la inversión en activos fijos

Para calcular la inversión en activos fijos primero es necesario que tener la lista detallada de activos fijos. Esta lista debe obtenerse del Plan de Operaciones.

Una vez que se tenga la lista de activos fijos se debe tener la cantidad de unidades y el precio unitario de dichos activos. Con estos datos podemos calcular el monto de inversión que se necesita para cada uno de los activos.

A continuación mostraré:

-El resumen de inversión en activos fijos
-Inversión en equipos para la cocina
-Inversión en muebles


Con respecto a los otros rubros de inversión en activos fijos, tales como equipos de salón, hardware y software,  y remodelación y decoración, solamente presentaré el total de cada uno de ellos en el cuadro Resumen de inversión en activos fijos. El cálculo de cada uno de ellos sigue la misma lógica de los anteriores.

La unidad monetaria que utilizaré es el sol peruano (S/.).


Resumen Inversión en Activos Fijos

Inversión en Equipos de Cocina

Inversión en muebles



Paso 2: Calcular la inversión en activos intangibles

La lista de activos intangibles se hace al elaborar el plan financiero y después se valoriza cada uno de dichos activos y luego se calcula el monto total de inversión. En el cuadro siguiente muestro el detalle de la inversión en activos intangibles.

Inversión en Activos Intangibles


Paso 3: Calcular el capital de trabajo

El capital de trabajo se determina al elaborar el flujo de caja mensual para el primer año del negocio. En el flujo de caja siguiente presento solo hasta el mes de agosto.


Flujo de Caja  mensual


Se calculan los ingresos y egresos mensuales y por diferencia se obtienen los saldos de cada mes.

Se analizan dichos saldos, si son positivos y negativos. En el flujo de caja observamos que los saldos son negativos hasta julio y a partir de agosto los saldos son positivos. De mantenerse estos saldos negativos, desde el inicio la empresa tendrá serios problemas y su destino será el cierre. Estos resultados nos indican con claridad que se necesita liquidez para cubrir estos saldos negativos.

Para conocer la cantidad de dinero que se necesita debemos calcular los saldos acumulados mensuales, como se muestra a continuación.


Flujo de Caja con saldos mensuales acumulados

Observamos que en el mes de julio el acumulado total de saldos negativos es de S/. 76,155 y esta es la cantidad que se necesita para que la empresa opere sin problemas de liquidez en los 7 primeros meses, hasta que en el mes 8 logre que los ingresos sean mayores a los egresos y tenga saldos positivos. Este monto es el capital de trabajo que se necesita. Y para efectos prácticos el monto podemos redondearlo a S/. 80,000


Cálculo del capital de trabajo

Comentario: Algunos podrán pensar que no es conveniente tener los S/. 80,000 para 7 meses, porque son muchos meses con dinero inmovilizado y estaríamos incurriendo en un costo innecesario. Es lógico este razonamiento. Por lo tanto, estos S/. 80,000 se pueden dividir en dos partes, de manera que, por ejemplo al inicio tener 24,000 para cubrir los primeros tres meses y el resto para los 4 meses siguientes. O también en tres partes. En este caso lo dejo en S/. 80,000 al inicio para tener una idea del total que se necesitará para que las operaciones de la empresa se desarrollen sin problemas, y cada emprendedor lo puede dividir de acuerdo a su realidad.


Paso 4: Calcular la inversión en imprevistos

Consideraremos como imprevistos el 5% del total de inversión en activos fijos, intangibles y capital de trabajo. Es decir 5% x 133,655:

Imprevistos: S/. 6,683

Paso 5: Resumen de la Inversión Total (Capital inicial)

En el cuadro siguiente presento el resumen del Capital Inicial que se necesitará para iniciar el restaurante.
Resumen Inversión Total (Capital Inicial)

Observamos que el capital inicial que se necesitará para el restaurante es S/.140,338 incluyendo los imprevistos.